Los caprichos de la suerte

Captura de pantalla 2016-05-11 a las 13.16.24

Novela | España barojiana

“Los caprichos de la suerte”

Autor: Pío Baroja

Editorial: Espasa

216 páginas, 19,90 euros

4 estrellas

Se han producido en los últimos años algunos hallazgos sumamente interesantes desde un punto de vista cultural y literario y, sin ninguna duda, esta novela de Baroja lo es. Aunque, más que un hallazgo, pues el manuscrito estuvo siempre bien localizado, lo que representa es una acertada publicación: por el momento elegido y por la imprescindible información, acerca de todo el proceso creativo de la que es la última novela escrita por Pío Baroja, que aportan las notas, la preliminar de José Carlos Mainer y la que hace a la edición Ernesto Viamonte Lucientes.

Baroja, no descubrimos nada al decirlo, es uno de los grandes escritores españoles del siglo XX, y poder asomarse ahora, casi sesenta años después de su fallecimiento, al ajetreo que siempre puebla las páginas de sus novelas, es un auténtico regalo. Su prosa, directa y sin adornos que la entorpezcan, brilla con la luz propia que ha acompañado siempre a sus escritos; las descripciones de calles, lugares y personajes se muestran de ese modo tan directo, casi brusco, como si no hubiese tiempo que perder para llegar al fondo del asunto, que a veces resulta tan desconcertante.

Y aun siendo cierto que Los caprichos de la suerte es, en gran medida, reescritura de una novela corta anterior llamada Los caprichos del destino, y que su trama desemboca en la de otro relato escrito algunos años antes, El hotel del Cisne, no es menos cierto que la estructura y el tratamiento del tiempo y el espacio están muy cuidados, resultan eficaces, dotan al texto de armonía y facilitan al lector tanto la lectura como la comprensión.

Pero son sin duda los personajes, con Luis Goyena y Elorrio a la cabeza, magníficamente secundado por Gloria, el coronel Evans, el cómico Muñoz, Pagani o Abel Escalante, los que dan un mayor realce al desarrollo de la acción. Trasunto de Baroja para algunos, mezcla de distintos personajes anteriores para otros, lo cierto es que el protagonista de Los caprichos de la suerte acompaña al lector por esa España triste que fue la de los años de la Guerra Civil en su camino hacia el exilio parisino, y lo hace partícipe de sus penurias y tristezas. Todo muy español. Y muy barojiano.

Una obra, en definitiva, que al interés lógico que suscitan el nombre y el prestigio de su autor y el celebrado acontecimiento de su publicación, hay que añadir el de la propia historia.

Jorge Traver

Argumento

Un paseo melancólico y lírico por la España de la Guerra Civil; una aguda descripción de Valencia la roja, punto de partida de aquellos que quieren embarcarse fuera del país; un retrato impresionante del París del exilio, de las tertulias y del desencanto de una Europa que ha entrado en guerra. Una obra inolvidable que cierra la gran trilogía de Las saturnales.

Captura de pantalla 2016-05-11 a las 13.16.09Pío Baroja (San Sebastián, 1872 – Madrid, 1956) se crió en un ambiente culto y liberal. Los frecuentes cambios de residencia de la familia le permitieron conocer desde niño varias ciudades de España. Tras ejercer la medicina durante breve tiempo en Cestona (Guipúzcoa) se trasladó a Madrid para dedicarse plenamente a las letras. En los años 1949, 1950 y 1951 Baroja asumió el reto de escribir sobre la Guerra Civil. Una trilogía que, bajo el título general de Las saturnales, se abre con Miserias de la guerra, continúa en El cantor vagabundo y concluye con Los caprichos de la suerte.

POST DESCATACADOS