La no libertad de expresión de Ahmed Naji

naji 1

 

En pleno siglo XXI, la libertad de expresión es una cuestión por la que miles de personas, profesionales y artistas luchan día a día para que no sea un tema por el que preocuparse ni en las democracias modernas, ni en cualquier otro estado político. La literatura y cultura es el arma que tiene la sociedad para estar formada y afrontar una opinión pública crítica que esté a la altura de poder apoyar o rebatir cualquier situación que se cree. Cuando se obliga a esa opinión pública a doblegarse ante cuestiones políticas, se está aboliendo cualquier juicio o idea que pueda suponer un “peligro” al no apoyar ciertas posturas.

Aunque la lucha por la libertad de expresión es un tema muy desigual dependiendo del país en el que nos encontremos, hay casos que conmocionan al mundo y hace que nazca una voz unísona a favor de ella. Es lo que ha ocurrido con el escritor egipcio Ahmed Naji, quien el pasado febrero fue condenado a dos años de cárcel por su novela Istijdam al-haya (“El uso de la vida”), en la que incluye algunos episodios explícitos de escenas sexuales y consumo de drogas. Tras varios intentos fallidos para su puesta en libertad, nace hoy una jornada a nivel mundial de lecturas simultáneas de su obra como acto de presión al gobierno de Egipto para su liberación.

Lynx Qualey es la encargada de coordinar esta actividad que supone una de muchas que se han llevado a cabo durante estos meses atrás en señal de apoyo al autor. Precisamente una de ellas, ha sido la elección de Ahmed Naji como el merecedor del Premio PEN de Estados Unidos, un galardón que otorga esta organización que se preocupa por la seguridad de los escritores acosados, sobre todo en materia política.

naji 3El caso de este escritor está sirviendo para denunciar la gran dureza del régimen egipcio que gobierna el mariscal Abdelfatá al Sisi desde hace dos años. En un primer momento, la obra de Naji pasó el primer escalón de la censura y pudo publicarse, aparentemente, sin ningún problema. Pero después de que la revista de literatura Ajbar al Adab publicara uno de sus capítulos, se produjo una denuncia hacia el autor por parte de un lector que afirmaba haber sufrido taquicardia y una caída de la presión arterial tras leer su relato. Naji quedó absuelto tras un primer fallo judicial a final del 2015, pero la fiscalía recurrió esta sentencia dando una vuelta de tuerca a esta cuestión, ya que se impuso para el escritor una de las penas más duras posibles: el ingreso en la escalofriante prisión de Tora.

“Le urgimos a enmendar el artículo 178 del Código Penal para que cumpla la Constitución, e inmediatamente liberar al Sr. Naji. Tal enmienda sería una señal positiva de que Egipto está consolidando las libertades mencionadas en la nueva Constitución”. Así implora la carta elaborada por PEN la liberación del escritor, acogiéndose a la nueva Carta Magna aprobada en Egipto que prometía proteger la creación artística y literaria excluyendo de cualquier forma la entrada en prisión de artistas por ejercer libremente su profesión.

naji 2Parecía que Egipto estaba dando pasos favorables a la libertad cuando se derrocó al anterior presidente islamista Mohamed Morsi, pero los nuevos actos registrados en el país que atentan contra la cultura y la libertad de expresión dejan entrever el actitud hostil proyectada en cualquier actividad de creación contraria a la ideología del gobierno y la religión. Se han cerrado varios centros culturales, una galería de arte y una editorial, y siguiendo esta línea, se ha ordenado una condena de prisión para la productora cinematográfica Rana al Sobky y la poeta Fatima Naut por defender la falta de ética del sacrificio de corderos en la fiesta musulmana del aid.

Que no respeten tu opinión y que acallen tu ideología quitándote la posibilidad de expresar cualquier tipo de opinión en referencia a cualquier tema es una de las ofensas más grandes que pueden hacer a la ética y derechos de cualquier persona. No somos conscientes del privilegio que supone poder expresarte sin miedo ante cualquier situación, de que cohiban tus pensamientos materializados en cualquier creación artística. Es en estas situaciones donde aparece la ética y valentía de cualquier persona que prefiere ser escuchado por lo que tiene que decir antes que aceptar que sus palabras mueran por exigencias de cualquier tiranía irracional que atente contra la libertad de expresión de la sociedad.

José Manuel Fornet

POST DESCATACADOS