Vicente Molina Foix

Vicente Molina Foix foto As°s G. Ayerbe

 

VICENTE MOLINA FOIX

Un escritor modesto y osado

A mano alzada, Vicente Molina Foix es, sin duda, uno de los autores españoles más conocidos. Y lo es tanto por su obra como por su personalidad. Genio y figura, que diría alguno… En esta ocasión le entrevistamos por su nuevo libro, Enemigos de lo real (Galaxia Gutenberg),  un texto en el que la mirada del escritor se cierne sobre otros escritores; algunos de los más grandes de la historia. 

replica canada goose whistler reviews of the interview, Canada Goose Black Friday, Canada Goose Jackets, canada goose jacket sale, Canada Goose sale,canada goose jacket pictures, Canada Goose sale, Canada Goose, Canada Goose outlet,canada goose outlet united states., Canada Goose, Soldes Canada Goose France, cheap canada goose Jacket

Texto EDURNE KOCH Foto ASÍS G. AYERBE

El libro se titula Enemigos de lo real (escritos sobre escritores). ¿Cuánto de usted como escritor hay en él?

Hay mucho de mí en tanto que se trata de una recolección de ensayos escritos por un escritor sobre otros que le precedieron, le entusiasmaron y, en algún caso, le enseñaron a leer. Escritos todos sin los apremios del periodismo y con voluntad de estilo.

La portada presenta a una mujer enmascarada delante de un espejo. ¿Tanto tiene que ocultar un escritor ante lo que escribe?

Rainer Maria RilkeLa portada, una magnífica obra de la artista Carmen Calvo (mi quinta colaboración con ella), se presenta como un pequeño juego conceptual; la mujer, que sería una de las escritoras de las que hablo en el libro, mira al espejo puesto en el camino del que habló Stendhal, y se ve a sí misma con la máscara de la ficción.

Quiero decir que, con alguna excepción, los textos no son reseñas de actualidad, sino textos motivados por los encargos (simposios, prólogos, conmemoraciones diversas) y las iniciativas propias, como en los casos del que abre el libro, Lectores de Montaigne, y el que lo cierra, Vida privada y Gran Guerra, aparecidos ambos en Revista de Libros y los más recientemente escritos, por cierto (2014 y 2015).

¿Le dio pudor sumergirse en textos de grandes autores como Shakespeare, Oscar Wilde, Borges…? ¿O se siente lo suficientemente osado o humilde para presentarlos?

Escribir de los genios admirados siempre ha de hacerse con una mezcla de modestia y osadía. Si faltara la última, se les haría injusticia.

¿Por qué define parte del libro como “un altar para los muertos”? ¿Y qué nos puede contar de los escritores vivos?

Altar en el sentido de una cierta latría, más que fratría, aunque no todos los comentados sean mis ídolos. Pero, como es natural, siento también adoración por muchos escritores vivos, de los que he escrito menos. El lado melancólico de Enemigos de lo real  es pensar que de unos cuantos nombres que figuran en él escribí cuando estaban vivos y próximos: Vicente Aleixandre, Susan Sontag, Cabrera Infante, Juan Benet, Borges…

Jorge Luis Borges foto Grete SternShakespeare es la columna vertebral del libro, o así se remarca. ¿Está justificado?

En este libro hay casi cien páginas sobre obras de Shakespeare, y esos textos, que fui haciendo paulatinamente, me dieron la idea de recopilar el conjunto de ensayos largos y cortos escritos a lo largo de más de cuarenta años. Me gustaría pensar que Shakespeare no sólo fue el inductor sino el alma de un cuerpo de, para sorpresa mía a la hora de buscar y recopilar, resultó sobrepasar las quinientas páginas.

En su obra rescata a los malditos y raros. ¿Qué tiene uno que tener para recibir tan “honorable” título? (Sade, Oscar Wilde, el anarquista Félix Feneón…) ¿Usted se encuentra entre los malditos, los raros o los divinos?

Toda literatura crece en los márgenes de sus malditos, y cuanto más abunden éstos más rica será aquella. En cuanto a mí, no me tengo por raro, no puedo aspirar a la condición de maldito y prefiero ser, más que divino, humano, incluso demasiado humano.

Habernos acercado esta excelente selección de autores, un recorrido desde el Renacimiento a la actualidad, es fruto de su trabajo periodístico, entre otras cosas. ¿Se considera un crítico literario o un buen lector?

No he sido nunca crítico literario fijo en ningún medio, así que con ser buen lector que a veces reflexiona hacia fuera sobre sus lecturas me conformo.

¿Es la poesía un preámbulo para la narrativa? ¿Qué poetas destaca en el libro?

Destaco a William Shakespeare, uno de los más grandes poetas habidos, a Reiner Maria Rilke, a Vicente Aleixandre, a Jorge Luis Borges, la poesía de Manuel Vázquez Montalbán, la del Grupo Cántico, la de Leopoldo María Panero, y también a Gabriel Ferrater en sus lecturas y a Lezama Lima en su prosa.

¿Cuáles son las claves de su libro?

Las claves del libro son la claridad, la conversación literaria que se trata de establecer con el lector, y una base de conocimientos que no pretende la erudición.

En frío, ¿con qué escritor o escritora le gustaría ahora mismo tomarse una copa, o lo que se tercie? ¿Por qué? (Vivo o muerto.)

Me gustaría tomar una copa, o incluso sólo un té, con Virginia Woolf, para escucharla. Respecto a los vivos, me reúno a menudo con muchos de ellos, y solemos hablar de los ministros Báñez y Montoso, que tanto se preocupan por nosotros, aunque los malpensados digan que nos quieren muertos.

¿Qué música acompañaría a su libro al leerlo?

La música callada…

LibroEnemigos de lo real

Vicente Molina Foix  – Ed. Galaxia Gutenberg

560 págs

24 €

POST DESCATACADOS