Emilio Bueso

Emilio Bueso foto Le¢n Cuervo

Le hemos disfrutado con Diástole, Cenital, Extraños eones o Esta noche arderá el cielo. Aún estamos saboreando el mejor terror de Ahora intenta dormir (Valdemar, 2016) y ya tiene a punto Transcrepuscular (Gigamesh, 2017), una novela de ciencia ficción de edición limitada, que habla de un viaje desquiciado en busca de respuestas, una aventura épica hecha para darle la vuelta al fantástico y que reflexiona sobre las posibilidades de nuestra especie para sobrevivir a sí misma. Conocido con el enfant terrible de la literatura de género, ha escrito terror, distopías, ciencia ficción, fantasía oscura y ahora nos invita a leer biopunk.

ANIKA LILLO. Anika Entre Libros www. anikaentrelibros. com

  1. ¿Por qué es escritor?

Por gilipollas.

  1. ¿Tiene algún ritual para escribir?

Siempre redacto a las tantas, con los auriculares y las toxinas machacándome la cabeza. Releer, corregir y retocar, que es el grueso del trabajo y cosa bien distinta, eso ya casi lo hago como el que acude a una oficina.

  1. ¿Cómo encaja las críticas?

Ojalá fueran todas iguales. Te podría hasta responder.

  1. ¿Qué libro/s está leyendo?

Lo último de Sergi Puertas.

  1. ¿Es de los que creen que los críticos son escritores frustrados?

Muchos de los malos lo son.

  1. ¿Es un lector con prejuicios?

Todos lo somos, hoy día. Cosas de la tiranía de la cubierta y del texto de contraportada.

  1. El libro que le hubiera gustado escribir y escribió otro…

El espejo en el espejo, de Ende. Me salió mi Ahora intenta dormir, qué putada.

  1. ¿Qué libro no ha leído ni piensa hacerlo?

No me pienso acercar ni con un palo a algo que venga firmado por un YouTuber, o por un habitual de los platós metido a escritor. Bastante tengo con que me barran del Retiro unos fulanos que nunca se han leído un libro. Me da igual si son sus ventas las que sostienen a la industria editorial, yo publico en unos sellos que no tienen nada que ver con eso.

  1. Los negros literarios que conozco son felices en su situación. ¿Lo entiende?

Sí. Mientes fatal.

  1. ¿Cuánta importancia tiene el título de un libro?

En estos tiempos en los que un tuit lo decide todo, pues… demasiada. Ya pasará.

  1. ¿De quién es fan (literariamente hablando)?

Todos mis ídolos tienen libros flojos. No me siento orgulloso casi de ninguno. Creo más en la bala que en el francotirador.

  1. ¿En qué libro “entraría” como personaje para vivir la historia in situ con los protagonistas?

Oye, que yo me he especializado en literatura de terror y en futuros chungos. Leo las cosas por las que nunca querría pasar, y escribo por venganza.

  1. ¿Puede elegir entre Oscar Wilde, Cervantes, Shakespeare, Virginia Woolf, Jane Austen, Poe y Lovecraft?

Lovecraft.

  1. Si tuviera una ouija, ¿con qué autor o autora conectaría y qué le preguntaría?

Con Mahoma, pero la pregunta que le haría no te van a dejar publicarla.

  1. Viaja al pasado y puede pasar un día con alguien: ¿dónde y con quién?

No saldría de este mismo despacho, hablaría conmigo mismo. Es lo que hago al escribir. Además, tengo cuarenta y dos años y ya la he cagado bastante.

  1. ¿Cuál es la pregunta que siempre espera o desea que le hagan y nunca le hacen?

¿Cuándo piensas tomarte unas vacaciones?

  1. ¿Alguna vez le han dicho que está loco?

En cada promo, varias veces. Tengo hasta titulares con eso.

  1. ¿Suelta tacos?

Todo el puto rato y en cada jodida novela.

  1. ¿Qué tal su sexto sentido?

Siempre supe que Bruce Willis estaba muerto.

  1. ¿Es usted cotilla?

En Facebook sí.

  1. ¿Cuándo ligaba más, antes o después de ser escritor?

Por favor, que este oficio es pura masturbación.

  1. ¿Qué opina de concursos tipo Eurovisión o Miss España?

Me interesan tanto como una final de petanca.

  1. ¿Con qué le cabrean?

Siento ganas de matar cuando alguien pretende que aborde el registro verbal, o el de las redes sociales, como si fuera una novela. No estoy de servicio cada vez que junto cuatro palabras, rediós.

  1. ¿Qué palabra no aceptada aún añadiría usted a la RAE?

Gomorrizar. Alguien tiene que definir eso.

  1. Si tuviera que definirse con un pecado capital, ¿cuál cree que sería?

La ira es cada día más necesaria.

  1. ¿Canta o desentona…, y dónde?

Berreo, al volante.

  1. La pesadilla que aún recuerda…

Pues la que tengo que escribir esta noche sin falta, o mi agente me matará.

  1. ¿Cuándo le riñeron por última vez y por qué?

Vengo justo ahora de una bronca, pero no he entendido bien por qué.

  1. Veamos su visión de la belleza: ¿quién es más feo, Aznar, Rajoy o Quasimodo…?

La belleza está en el interior. Y, abiertos en canal, los tres tendrían el mismo interior horrible.

  1. ¿Cuál es su monstruo o extraterrestre favorito?

El gaaaaancho.

  1. ¿La persona más insoportable que ha conocido, visto u oído?

Mercedes Milá.

  1. Cuénteme una metedura de pata sonada.

Meter la pata fue lo que hice en una convención de lo mío: fractura de metatarso. Cosas de un escalón y de apoyar mal el pie. Me escayolaron y volví, escoltado por dos muletas, para presentar la tercera novela de Ismael Martínez Biurrun.

  1. ¿Sufre alguna fobia?

Ojalá. Fijo que algo como eso me daría para una novela.

  1. Dígame tres calificativos que le definan.

Un autor capaz de definirse con sólo tres calificativos está de sobra.

  1. ¿Plancha, cose, cocina…? ¿Qué se le da bien aparte de escribir?

Criar peces de colores. Me creo capaz de sacar adelante una freza de cíclidos amazónicos en el cagadero de una gasolinera y luego ganar algún concurso internacional con ellos… Pero eso es casi tan cansino como mi empleo de ingeniero.

  1. ¿Está puesto en Pokémon o sus dibujos animados son otros? (¿Cuáles?)

Gumball. Rick y Morty. South Park. Gravity Falls.

  1. ¿Stephen King es un “rey” o está sobrevalorado?

Era el rey cuando escribía yendo hasta el culo de drogas. Desde que abdicó en su hijo ya no lo echo tanto de menos.

  1. ¿Alguna vez ha sospechado tener doble personalidad?

No y no.

  1. ¿Qué le daba miedo de niño y qué le da miedo de adulto?

De niño yo tenía miedo a la oscuridad y ahora escribo historias de miedo a oscuras.

  1. ¿A quién mataría literariamente hablando?

Hace tiempo que quiero fabular un magnicidio en masa.

  1. Vuelve a nacer, no se relaciona con la literatura, ¿qué sería?

Una cabra.

  1. ¿Alguna vez le pusieron un mote?

Varias veces, pero todos duraron poco.

  1. ¿Con qué animal se identifica?

Con mi fisioterapeuta.

  1. De niño ¿qué quería ser de mayor?

Escritor. ¿Qué? Era joven, e inmaduro.

  1. ¿Ha jugado a Minecraft, los Sims, Second Life o algo parecido, o es demasiado moderno o chorra para usted?

A cualquier truño lo llaman videojuego.

  1. ¿Fue usuario de chuletas en su vida estudiantil?

Hubo un trimestre en que transcribí a la mugre del pupitre varias fórmulas y definiciones, codificadas en un abecedario de simbolitos raros que me inventé. Luego pinté un sigilo y añadí frases en latín, triángulos cabalísticos y el logotipo de Megadeth, para disimular. Camuflado de chaval satánico creo que podría haberme plantado en COU sin pegar ni chapa, pero era un coñazo traducir todo aquello y terminé dejándolo correr.

  1. ¿Ha recibido puñaladas traperas?

Ya van varias. Cuanto más conozco a las personas más me gusta mi kalashnikov.

  1. ¿Ve algún programa de televisión?

Salvados.

  1. ¿Chupachups, chicles, pipas, revistas…? Defínase ante un kiosco.

Algo de prensa técnica y una lata de Acuarius. Lo demás, ni regalado.

  1. ¿Se ha divertido con esta entrevista-test o le hubiera gustado más atrevida?

Me voy, que esto ya parece una conversación post-polvo.

Libro

“Transcrepuscular”

Gigamesh

280 págs.

 ARGUMENTO:
“Somos un grupo pequeño: mi señora y su brujo; un forajido ventrílocuo; mi babosa, mis espadas y yo mismo. Y cargamos el peso del mundo en los hombros”.

POST DESCATACADOS